Union Western (2006)

Alejandro Fournier, “E.D.M.A.F.M.06”, Escultura, Tubo de una pulgada, 350 x 300 x 325 cms., 2006

Alejandro Fournier, “E.D.M.A.F.M.06”, Escultura, Tubo de una pulgada, 350 x 300 x 325 cms., 2006

Union Western

 

 

Curador: Jorge Méndez Blake/

17 de agosto de 2006

Exposición Multidisciplinaria

Museo Raúl Anguiano, M.U.R.A.

Alejandro Fournier

 

Presumamos por un momento

 que el Titanic está a punto de hundirse

H. M. Enzensberger

 El 23 de Marzo de 2001 la estación espacial MIR se hundió cerca de Fiji, en el océano Pacífico, y con ella toda una etapa de la exploración espacial en la era moderna. La fascinación que ejercen sobre nosotros esta clase de eventos, en dónde ya sea de manera controlada, o accidentalmente, la tecnología cumple un ciclo, se debe quizás, a que desde la revolución industrial hasta nuestros días se ha incrementando progresivamente la espectacularidad que envuelve a la técnica. Los países industrializados han monopolizado los sistemas de producción y han utilizado a los demás países como fuente de materias primas y mano de obra para los grandes conglomerados industriales. Pero independientemente de la evidente explotación y enajenación de los medios de producción, los grandes productores de las tecnologías han creado a su vez un sistema paralelo: el sistema del espectáculo tecnológico. La apuesta de la modernidad por el progreso y la confianza en un futuro mejor, logrado supuestamente a través de la técnica y su distribución equitativa, comprueba su fracaso en el desequilibrio de la riqueza y del desarrollo de las distintas zonas económicas.

Quizás lo único que ha salvado a la modernidad de su total fracaso es su éxito para transformarse en espectáculo. Así como los londinenses ya se maravillaban ante el Palacio de Cristal en 1851, y observaban con fascinación le escala monumental de la construcción acristalada, y la mañana del lunes 15 de abril de 1912 el mundo leía cómo un iceberg había hundido el Titanic, pasando por la construcción del Empire State, el primer portaviones o la explosión del Challenger, podemos seguir nombrando los episodios en los que la tecnología ha pasado de cumplir la función técnica para la que fue inicialmente concebida, y ha pasado a ser un elemento mediático.

Esta capacidad de la máquina y la ciencia para convertirse en media, en los momentos clímax de sus respectivos ciclos de producción, no es exclusiva de los grandes relatos y funciona de manera similar en los márgenes de las grandes tecnologías. En la ciencia que ha sido asimilada por la vida cotidiana. Sólo que a una escala distinta y de un modo casi imperceptible. Aquí la máquina y la investigación científica se convierten en el personaje principal en el espectáculo del éxito de la modernidad.

En Unión Western, Alejandro Fournier hace una revisión de los planteamientos de la modernidad a través de una investigación hecha en las comunidades menonitas en México. El modelo moderno, que se realiza en México a través de una serie lineal de decisiones en los ámbitos socioeconómicos, políticos y culturales, ha llevado al país a una evidente desigualdad social y cultural. La agricultura es una de las áreas en donde más fácilmente se puede observar el fracaso de la globalización. Mientras en los países desarrollados existe una perfecta optimización del campo y sus recursos –explotado siempre por trabajadores de los países subdesarrollados-, en los países como México, exportadores de materia prima, pero importadores de tecnología, la máquina y la ciencia no han sido capaz de cumplir su función de instrumentos y se han convertido en símbolos. Aquí, las máquinas importadas de los países industrializados, descontextualizadas, tienen dos caras, por un lado son la comprobación de la “llegada de la modernidad”, y por el otro lado, perdidas en el caos del campo subdesarrollado, adquieren una personalidad única, monstruosa, ajena, aislada. Pasan de ser meros instrumentos de trabajo para convertirse en símbolos de la inconexión, en aparatos vacíos.

Una de las zonas en México en donde es más evidente –no mayor, sino mas clara- la desconexión entre máquina y progreso, es en las comunidades menonitas en el centro y norte de México. Para Unión Western, Fournier realizó un viaje a éstas comunidades y realiza una serie de piezas que, más que ser una aproximación antropológica propia de alguien que investiga una sociedad distinta, son observaciones universales acerca de las tecnologías obsoletas, la importación de modos de vida y las relaciones entre el centro y la periferia.

En “E.D.M.A.F.M.06”, Fournier despoja una máquina John Deere de su escala, función y contexto, y nos muestra una estructura vacía,  una reflexión sobre la escultura moderna y la abstracción. Su acercamiento a la máquina es más en el campo de la geometría, un híbrido entre estructura y escultura, entre lo urbano y lo rural. La carga social ha sido transformada en líneas rectas, estructurales. El intento de aislar ciertos elementos de un contexto demasiado específico, como es el campo menonita, continúa en una serie de dibujos que hacen una reflexión sobre la mitología moderna del átomo y la producción y obtención de energía, que a partir de Chernobyl se convirtió en otra prueba de la ciega confianza moderna en la tecnología. Otro dibujo muestra la mutación de la clásica imagen de Rómulo y Remo siendo amamantados por una loba –fundadores de Roma, íconos de la cultura occidental- en donde la loba es cambiada por el venado logotipo de John Deere, la gran compañía, la madre de la que se alimentan los nuevos hijos del campo desarrollado. Una imagen que bien pudiera ser utilizada por la compañía en una campaña de publicidad. Fournier también hace una revisión de imágenes científicas, producto de las tecnologías de posguerra. En el mural “Hemoglobina”, una interpretación de una ilustración científica de las células sanguíneas, crea una imagen que es un híbrido del campo del diseño y la pintura abstracta, un intermedio entre un logotipo y un anuncio espectacular.

La exposición se complementa con un par de videos y fotografías, documentos directos de la comunidad menonita. Las fotografías son un documento arquitectónico del estilo de construcción de la región. En la serie “Habitat”, sin ser un registro exhausto, se muestra el paralelo entre ésta zona mexicana y  el vernacular del sur estadounidense. Las fotos podrían haber sido tomadas en cualquier parte del campo norteamericano. Sin embargo, mas que reflejar un sentimiento de comunidad, el producto arquitectónico y las imágenes están relacionados irónicamente con el desarrollado campo norteamericano, pero en éste caso, detrás de la próspera fachada, existe una comunidad desigual y subdesarrollada.

En el video “Refuge”, un grupo de mujeres se cubren el rostro. Fournier aísla un gesto común de protección social de la comunidad. El vestuario similar y la repetición del gesto vuelven a las mujeres anónimas. La promesa de un mundo mejor, de la mano de la tecnología, esta latente, cercana. Pero sigue siendo una promesa. Como lo dice el título del otro video, “Keine atempause geschichte wird gemacht es geht voran” (“No hay pausa para respirar, se hace historia, las cosas andan avanzando”), el modo lineal de entender la historia como una sucesión de acontecimientos que irremediablemente nos llevan a un futuro mejor, es encasillante. Existen desviaciones, mutaciones, variaciones. El gran discurso no funciona en todos los contextos.

 Jorge Méndez Blake

Vista de sala de exhibición “Union Western”, Alejandro Fournier, 2006

Vista de sala de exhibición “Union Western”, Alejandro Fournier, 2006

Alejandro Fournier, “Hemoglobina”, Mural, variable dimensions, 2006

Alejandro Fournier, “Hemoglobina”, Mural, variable dimensions, 2006

Alejandro Fournier, “Serie Habitat I, II, III, IV, V, VI”, Fotografía impresión cromógena, 130 x 90 cms., 2005-2006

Alejandro Fournier, “Serie Habitat I, II, III, IV, V, VI”, Fotografía impresión cromógena, 130 x 90 cms., 2005-2006

Alejandro Fournier, “Refuge”, Video Loop, 1.13 minutes, video Loop and 21 minutes of audio, 2006

Alejandro Fournier, “Refuge”, Video Loop, 1.13 minutes, video Loop and 21 minutes of audio, 2006

Alejandro Fournier, “Serie tecnología popular”, dibujos, carboncillo, lápiz, líquido corrector, 2006

Alejandro Fournier, “Serie tecnología popular”, dibujos, carboncillo, lápiz, líquido corrector, 2006

Alejandro Fournier, “Keine atempause geschichte wird gemacht es geht voran”, (“No hay pausa para respirar, se hace historia, las cosas andan avanzando”), Video Loop 45 segundos, 2006

Alejandro Fournier, “Keine atempause geschichte wird gemacht es geht voran”, (“No hay pausa para respirar, se hace historia, las cosas andan avanzando”), Video Loop 45 segundos, 2006

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>